Cómo se lavan y cuidan las prendas tejidas a crochet y a dos agujas

0

Aprende a cuidar tus prendas tejidas



como-lavar-ropa-tejida


Nuestras prendas tejidas a mano merecen un cuidado especial para que puedan ser disfrutadas por mucho más tiempo. Para ello vamos a ver consejos para lavar, secar y guardar la ropa tejida a mano a crochet y dos agujas.


Cuando necesitamos lavar una prenda tejida, necesitamos saber que cada hilado tiene distintas formas de ser lavada, secada y planchada. Veamos algunos consejos que te serán sumamente útiles para cuidar tus prendas por mucho tiempo.


Lavado

Hay algunos consejos generales para tener en cuenta:

 

  • Lava las prendas tejidas con una buena cantidad de agua.
  • Usa agua natural, no fría.
  • No lavarlas debajo de la canilla o grifo.
  • Lava individualmente cada prenda tejida y no dejar nunca en remojo previo. Solamente deberás remojar y esperar que se impregne el agua con jabón.
  • Lava colores oscuros con agua fría.
  • Asegurarse que el agua del enjuague quede limpia, sin nada de color para que un color no manche a otro tono usado en la misma prenda.
  • Usa detergentes hechos específicamente para lavar lana y otras fibras finas, o con un detergente con PH neutro.
  • En tu proceso de lavado a mano, extrema los cuidados para no refregar o apretar. Todo el proceso requiere suavidad.
  • Para el enjuague o aclarado de la ropa, deberás cambiar tantas veces el agua como sea necesario. Lo importante es retirar todo el jabón, lo cual se verá porque el agua quedará limpia.
  • Al finalizar el retiro del jabón, puedes preparar agua con suavizante para la ropa, y sumergir unos minutos tu prenda hasta que quede bien impregnado. Este paso es aconsejable para suavizar la lana, aunque no todos los materiales lo necesitan.
  • En todos los casos, no estrujes tu prenda, sino que deberás retirar suavemente el agua. Estrujar o apretar la prenda mojada puede cambiar su forma.

Es importante tener en cuenta que no todas las fibras se comportan de la misma manera. Por eso veamos algunas fibras específicas:


Alpaca, mohair, seda y lana sin procesar:


Lavar a mano 30ºC (fría).
Disolver el detergente completamente antes de introducir la prenda.
Mover la prenda suavemente, no restregar!
Enjuagar completamente.


Algodón, lino y calidades combinadas:


Siempre lavar a máquina a 40ºC o 60ºC dependiendo de las instrucciones de la etiqueta. Si se lava a una temperatura equivocada/más baja, los colores pueden desteñirse. Si esto sucede, lavar nuevamente en la temperatura correcta, es decir, de acuerdo a la etiqueta. Es muy importante adherirse a la temperatura correcta.
No usar demasiado suavizante de telas.
Usar los programas de lavado con suficiente tiempo de enjuague.
El algodón tiene la tendencia a encoger en el lavado, por eso asegurarse de medir la prenda antes de lavarla, para poder formarla correctamente después del lavado.
No secar en secadora.


Merino y otras lanas con tratamiento Superwash:


Las lanas con tratamiento Superwash deben lavarse en la máquina, usando un programa de lana/ciclo delicado.
No usar suavizante de telas.


Lana y Seda


En general, a menos que una lana tenga tratamiento Superwash, no recomendamos el uso de la máquina lavadora, pues aún el programa de lana puede hacer que las prendas pierdan su forma y, en el peor de los casos, que encojan. Las calidades que contienen seda también podrían perder color.


Secado

Las prendas tejidas con técnicas especialmente "pesadas" pueden aumentar su tamaño con el uso o en el lavado. Por eso es muy importante retirar toda el agua posible antes de proceder a su secado. 

Para que no tenga más agua, coloca la prenda sobre una toalla grande y absorbente, y enrolla para que el agua quede impregnada en la toalla. Todo suavemente, sin apretar.

Hablemos del centrifugado. No es recomendable, sin embargo algunas lavadoras modernas traen programas de centrifugado muy suave especial para prendas delicadas. Para centrifugar las prendas, debes revisar primeramente si tu lavarropas (máquina lavadora) tiene un programa que lo haga ligeramente, y para hacerlo, colocar la prenda en una funda de almohada. 

✅Una vez que le quitas el exceso de agua, colocar la prenda extendida sobre una superficie recta y limpia, y dejar que seque a la sombra. Secar las prendas colgadas del cordel es un gran riesgo de que las prendas se deformen, por eso recomendamos no secarlas de esa manera.

❌Nunca usar una máquina secadora para las prendas de lana porque inevitablemente se encogerá.


Qué hacer si tus prendas tienen marcas luego de lavarse


Si tu prenda ha quedado con algunas marcas al secarse, no te preocupes: las irregularidades de la prenda se corregirán después del lavado o planchar a vapor ligeramente.

👧 Las prendas de lana no necesitan ser lavadas con mucha frecuencia, especialmente si no tiene manchas. Recomendamos lavarlas en los cambios de temporada, y guardarla en un espacio en el cual no reciba olores, luz solar o humedad.


Eliminado pelusas y bolitas de tu ropa tejida



Algunas texturas son más propensas a formar pequeñas bolitas y pelusa, y eso se ve con el transcurso del tiempo, ya que a medida que usamos vamos a ver que en determinados sectores de la prenda aparecen estos molestos detalles, que es mejor eliminar para conservar el aspecto de lozanía de tu ropa.


como-limpiar-tu-ropa-tejida
Retirar pelusas y bolitas de la ropa de lana

Los cepillos para pelusas trabajan muy bien, llevándose todas estas fibras que se forman, y previene el formado de las bolitas más densas. 

Pero qué hacer si ya se han formado las indeseables pelotitas de lana!!

Lo que debemos tener en cuenta es que al quitar estas formaciones estamos retirando fibras de nuestra prenda, así que seguramente en ciertos sectores va a empezar a lucir un poco más delgada la fibra (esto se nota cuando ya tiene varios años de uso). Por lo tanto, realicemos la extracción de estas bolitas con sumo cuidado. Esto puede hacerse a mano, retirando una por una,  o con un rasurador un poco gastado para que ya no esté tan filoso, pasándolo por la superficie suavemente para cortar con delicadeza y no lastimar la trama.



Cómo guardar la ropa tejida a mano


Ante la delicadeza de nuestras prendas tejidas, no es recomendable guardarlas colgadas en perchas, especialmente si están tejidas con fibras naturales como lana, algodón, etc. La ropa tejida con fibras sintéticas van a resistir un poco más, pero para mantenerla como el primer día lo más recomendable es guardarla doblada.

como-guardar-prendas-tejidas
Guardar hasta 5 prendas apiladas


La forma de guardarlas es apiladas en un estante (no más de 4 o 5 prendas), o bien en una cajonera (gavetas) aunque la mejor es la que nos permite tener una mayor cantidad de prendas en un mismo espacio, y se logra con una caja en la que podemos guardar las prendas dobladas en vertical.


guardar-ropa-tejida-
Guardar en gaveta o caja en forma vertical


Buen olor en tus prendas tejidas



Al guardar tu ropa tejida, puedes agregar unas bolsitas con pequeñas flores aromatizantes, como lavanda o manzanilla, por ejemplo, y las colocas intercaladas para que perfumen suavemente tus tejidos. Al ser flores naturales, pueden perder color con el tiempo, por es es necesario colocarlas dentro de pequeñas bolsitas para evitar que se manche la ropa.

Otra opción es perfumar con fragancias para ropa. Algunas ya vienen preparadas y otras pueden ser caseras, como por ejemplo, mezclar enjuague para la ropa con agua y colocar en un rociador. 

En ambos casos deberás rociar sobre las prendas abiertas, luego dejas secar, y posteriormente procedes a guardar las prendas como vimos anteriormente.


Cambio de temporada


Cuando tenemos que guardar prendas de una estación hacia otra, tal vez pasen varios meses en lo que no estaremos usando estas prendas. Para lograr una buena conservación de esta ropa en primer lugar procedemos a lavar y secar la ropa como indicamos anteriormente, y luego podemos envolverlas con el film que usamos en la cocina, cuidando que no quede embolsado, sino con el menor aire posible entre las prendas. 

Pero si deseas que queden totalmente al vacío, podrás comprar unas bolsas que vienen especialmente preparadas para lograr un envasado casi perfecto. Se consiguen el internet, y las puedes buscar como "set de bolsas guardarropa". Estas bolsas traen un orificio por el cual se puede extraer el aire con la ayuda de una aspiradora.





Más recomendaciones


  • Nunca ejercer presión en la prenda, sea que esté mojada o seca. 
  • Nunca planchar a vapor sobre las partes tejidas con textura, tales como torzadas (trenzas). 
  • Nunca usar la plancha o ejercer presión sobre la seda.
  • Cuando se aplique vapor, usar preferentemente una plancha a vapor, o una plancha normal y un paño húmedo colocado entre la plancha y la prenda.


La importancia de las etiquetas



Como estos consejos se aplican a todas las prendas tejidas, no solamente a las que hemos realizado a mano, si tenemos prendas que fueron compradas en tiendas, estas traerán etiquetas en las que el fabricante indicará cómo se cuidan las prendas.

Si se trata de las prendas tejidas a mano, las etiquetas de los ovillos usados también serán de gran ayuda, ya que nos muestra de qué material está hecho el hilado, y otros detalles que favorecerán un mejor cuidado.

Si te dedicas a vender prendas tejidas, adjunta a tu prenda tejida una pequeña lista de recomendaciones para entregar a tus clientes, de modo que estén advertidos que la importancia de mantener los cuidados para que la prenda no encoja, ni se manche, ni se dañe.


Si te gustaron estos consejos, comparte con tus amigas y amigos!! 




Crochet y Dos Agujas Patrones gratis de tejidoDe todo crochetPatrones para crochet

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios